Gastronomía

Uno de los elementos más destacados de la cultura ya tradición de Vallanca es su cocina típica, muestra del trabajo de generaciones para sacar el máximo partido a los productos agrícolas y ganaderos de la tierra y convertirlos en sabrosos platos.

Son recetas humildes, que se basan en el máximo aprovechamiento de los productos básicos (y contundentes) que buscan proporcionar la energía necesaria para el duro trabajo en el campo y el frío clima invernal, pero que no olvidan en modo alguno la satisfacción del paladar, como muestra la tradición turronera del pueblo. Elaborado, el turrón, con miel, azúcar y trozos de nueces o almendras, el turrón que vendían los artesanos de Vallanca fue durante tiempos un elemento imprescindible en todas las fiestas de la comarca.

Las fórmulas tradicionales de gachamigas y potajes o de los diferentes embutidos y derivados de la carne del cerdo, como la longaniza o el henajao, son una de las mejores maneras de conocer y disfrutar Vallanca.

Entre los platos típicos de nuestra villa podemos encontrar:

Migotes

Arroz empedrao

Gachamiga

Perol de Jueves Santo

Potaje de vigilia