Mina de El Losar

El mármol es una roca metamórfica que procede del metamorfismo intenso, por incremento de presión y temperatura, de calizas. Las calizas suelen presentar impurezas químicas que son las causantes de las coloraciones y veteados que suelen presentar los “mármoles” que todos conocemos. Geológicamente el auténtico mármol  es el que presenta una cristalización en granos equigranulares, finos o muy finos, de caliza pura, siendo de color blanco. Hay muchas rocas de gran belleza y vistosidad que se denominan “mármol” cuando en realidad son calizas marmóreas.  Por otro lado se oye muy a menudo la denominación “travertino” refiriéndose a calizas travertínicas, que son formadas en áreas fluviales o fluviolacustres con abundante vegetación. El agua muy cargada de carbonato cálcico permite que esta sal  precipite en torno a las estructuras vegetales, que al sedimentarse y amontonarse en el fondo da lugar a una masa oquerosa carbonatada de diversos colores y tonalidades. En ellos es fácil distinguir restos de vegetales que facilitaron la precipitación del carbonato, y restos de organismos, especialmente gasterópodos y otros moluscos. Pues bien, el mármol de la Mina de El Losar, "mármol de Vallanca"  debe interpretarse como procedente de una formación híbrida entre los dos procesos anteriormente descritos. Las zonas palustres en las que se depositaron las calizas del mioceno superior lo hicieron en áreas con vegetación suficiente como para dar unos niveles estratigráficos con apariencia más travertínica que otros.

Formulario de búsqueda

Lu Ma Mi Ju Vi Do
 
 
 
 
 
1
 
2
 
3
 
4
 
5
 
6
 
7
 
8
 
9
 
10
 
11
 
12
 
13
 
14
 
15
 
16
 
17
 
18
 
19
 
20
 
21
 
22
 
23
 
24
 
25
 
26
 
27
 
28
 
29
 
30
 
31