La Piedra Tosca

Gran parte de la población está asentada sobre una inmensa mole de piedra tosca. Toda ella es efecto de las aguas que corrieron, en otro tiempo, por un suelo térreo y esponjoso, cristalizándose en tubos de diferentes tamaños y direcciones. De esta piedra se edificaban antiguamente las casas, por ser ligera, fuerte y abundante; todavía hoy se pueden ver algunas casas y pajares en las inmediaciones de la Cueva del pueblo, también aparece en la mayoría de las bodegas de las casas, que han sido excavadas en la tosca madre. La cueva está dentro de la misma población, de más de 500m2. Ha sufrido desprendimientos en el techo. En otros tiempos ha sido escenario de la vida social y cultural del pueblo.